7 desayunos saludables fáciles y rápidos

Estos 7 desayunos saludables fáciles lo tienen todo: nos dan energía, nos sientan de maravilla y además nos ponen, ¡a tope! la energía. ¿A qué esperas para probarlos?

El desayuno o almuerzo es una de las comidas más importantes del día, eso es algo que sabe todo el mundo. Desayunar bien proporciona el combustible necesario para comenzar el día con energía y rendir al máximo durante las actividades cotidianas: ir a trabajar, recoger a los peques, gimnasio, más tareas domésticas, la compra… ¿Te suena? El ritmo normal de cualquier persona hoy en día. Pero movidos por la pereza, las prisas o el pasar directamente muchos optan por desayunos poco saludables o incluso se saltan completamente la comida más importante del día. ¡Gran error!

Para tener una vida más saludable y equilibrada, es importante prestar atención a lo que se come en el almuerzo o desayuno y elegir opciones que proporcionen energía sostenible y nutrientes esenciales. Es lo que te diría un buen nutricionista. Pero como sabemos que necesitas ver para creer, aquí te presentamos 7 ideas de desayunos saludables fáciles (y riquísimos) que puedes preparar en casa antes de irte a trabajar. Venga, ¡merece mucho la pena probar!

Desayunos saludables fáciles que puedes preparar cada mañana:

Avena con frutas y semillas

avena con frutas y semillas
Avena, fruta fresca, semilla y algo de leche o yogur puede ser muy buena combinación y se prepara en un momento. Foto de Jannis Brandt en Unsplash

Empezamos este recopilatorio de ideas de desayunos saludables fáciles añadiendo a nuestra dieta un buen cereal. La avena es una fuente excelente de fibra y carbohidratos complejos que proporcionan energía sostenible durante toda la mañana. Puedes prepararla en un bol con leche o agua y añadir frutas frescas o deshidratadas. ¿Cuáles? Manzanas, fresas o arándanos, y un puñado de semillas, como chía o linaza, para sumar proteína y grasas saludables (o sea, grasa de la de la buena).

Tiempo de preparación: 5 minutos

Ingredientes:

  • 1 vaso de leche desnatada o agua
  • Fruta fresca o deshidratada a trozos
  • Semillas de chía o linaza

Preparación:

  1. Calienta la leche y mientras pica la fruta.
  2. Vierte la fruta en la leche y añade las semillas.

Tortilla de verduras

tortilla de verduras
Mira qué idea tan buena: usa la tortilla como si fuera una tortita y ponle encima lechuga, tomate, atún. A tu aire. Foto de Monika Grabkowska en Unsplash.

La siguiente propuesta para conseguir desayunos saludables fáciles se centra en el huevo en forma de tortilla. Las tortillas de verduras son una opción rápida y ligera para el desayuno, y puedes prepararlas con cualquier verdura que tengas a mano: espinacas, calabacín, berenjena, tomates, cebolla, pimiento… Echa un ojo al cesto de la verdura y dale un poco de vidilla metiéndolo en una rica tortilla paisana. Además, puedes añadir un poco de proteína tofu y servirlas con un poco de aguacate o hummus de garbanzo para convertirlo en un desayuno de hotel, ¡impresionante!

Tiempo de preparación: 15 minutos

Ingredientes:

  • 2 huevos
  • berenjena, calabacín, tomate, verdura de todo tipo
  • Tofu, aguacate y hummus (opcional)

Preparación:

  1. Corta la verdura en láminas finas y saltéala con un poco de aceite y sal.
  2. Bate los huevos y añade las verduras.
  3. Cuaja la tortilla. Mientras se hace puedes preparar las tostadas con aguacate, cortar el tofu o añadir el hummus.

Batido de frutas y verduras

batido fruta
Un batido de fruta fresca es perfecto para los que no pueden pararse a hacer mucho más. Además está riquísimo. Foto de Denis Tuksar en Unsplash.

Nuestra tercera propuesta de desayunos saludables fáciles se hace con ayuda de una licuadora o batidora que tengas en casa. Los batidos son una opción rápida perfecta para los que quieren meter la fruta en la máquina y beber rápido un batido lleno de energía. Incluso lo puedes llevar contigo camino del trabajo. Puedes preparar un batido con frutas frescas o que se empiezan a poner feas (el plátano por ejemplo en seguida madura) o con frutas y verduras congeladas. El líquido para que se convierte en batido puede ser leche de avena o yogur natural para añadir proteína y calcio. Le va genial también un poco de avena y las semillas de chía.

Tiempo de preparación: 5 minutos.

Ingredientes:

  • 1 vaso de leche de avena o un yogur natural
  • Fruta fresca o congelada al gusto
  • Avena o semillas de Chía

Preparación:

  1. Vierte todo en la jarra de la batidora y bate 1 minuto aproximadamente.
  2. Pásalo a un vaso y añade las semillas.

Pan integral con aguacate y huevo

tostada de aguacate
Para que luego digan que la comida rica no entra por el ojo, menuda pinta. Foto de Bakd&Raw by Karolin Baitinger en Unsplash

No podía faltar en nuestra lista de desayunos saludables fáciles una buena tostada. El pan integral es la mejor opción. Ya sabes, tiene mucha más fibra y nutrientes esenciales. Puedes tostar una rebanada de pan integral y servirla con aguacate a trozos o untado. ¿Quieres hacerla aún más especial? Puedes poner unas rodajas de huevo cocido para añadir proteínas y las semillas que te gusten. ¡Seguro que no puedes comer solo una!

Tiempo de preparación: 5 minutos.

Ingredientes:

  • 1 huevo duro
  • 2 rebanadas de pan integral
  • 1 aguacate
  • Semillas al gusto
  • AOVE / Sal

Preparación:

  1. Tuesta el pan en la tostadora.
  2. Saca la pulpa al aguacate.
  3. Corta el huevo en rodajas.
  4. Monta la tostada untando el aguacate.
  5. Añade el huevo, un poquito de AOVE, sal y las semillas.

Tostadas de aguacate, tomate y cebolla

tostada aguacate y tomate
Ponle aceitunas, maíz h hasta un poquito de romero. ¡Qué maravilla! Foto de Saymom Leão en Unsplash

Las tostadas de aguacate aceptan más versiones, como esta que os proponemos a continuación y que puedes servir con un poco de tomate y cebolla picados, y semillas de sésamo.

Tiempo de preparación 5 minutos:

Ingredientes:

  • 1 tomate
  • 1 cebolla tierna
  • 2 rebanadas de pan integral
  • 1 aguacate
  • Semillas al gusto
  • AOVE / Sal

Preparación:

  1. Tuesta el pan en la tostadora.
  2. Saca la pulpa al aguacate.
  3. Corta el tomate en rodajas.
  4. Corta la cebolla en juliana.
  5. Monta la tostada untando el aguacate.
  6. Añade el tomate, la cebolla, un poquito de AOVE, sal y las semillas.

Yogur con granola y frutas

yogur con frutas
Yogur y fruta fresca, ¡delicioso todo el año! Foto de Brooke Lark en Unsplash.

Casi llegando al final de nuestras sugerencias de desayunos saludables fáciles tenemos que hacer sitio a los lácteos. El yogur es una fuente excelente de proteína y calcio, y es muy versátil para el desayuno. Puedes elegir un yogur natural bajo en grasas y añadirle un poco de granola casera o comprada y frutas frescas o deshidratadas para añadir sabor y nutrientes. ¿Necesitas que tenga un puntito de dulzor? Puedes poner un poco de miel, ¡pero poquita!

Tiempo de preparación: menos de 5 minutos.

Ingredientes:

  • 1 yogur desnatado o bajo en grasa
  • Granola casera o comprada
  • Fruta fresca o deshidratada

Preparación:

Vierte el yogur en un bol, añade la fruta a trozos y el puntito de miel.

Smoothie de frutas y verduras

smoothie saludable
Lo mejor del smoothie es que le puedes poner lo que quieras siempre que pongas hielo o fruta congelada. Foto de Louis Hansel en Unsplash.

Para terminar esta colección de 7 ideas de desayunos saludables fáciles vamos a incorporar algo que está muy de moda: un smoothie.

Quizá te preguntes, ¿Cuál es la diferencia entre un batido y un smoothie?

Te lo explicamos. Es muy parecido. La única diferencia es la textura pues en el caso de los smoothies siempre llevan fruta, yogur o helado congelados.

¿Quieres un truco extra? Congela los plátanos antes de que se pongan pachuchos y los usas después con un poco de fruta. Sale un smoothie riquísimo en un momento. Si te preguntas si son menos nutritivos, la respuesta rotunda es no. Es un falso mito que explican muy bien en la web de estilos de vida saludable del gobierno de España.

Ahora que ya sabes la diferencia, piensa en todas la ventajas de añadirlos también a tus desayunos más sanos. Los smoothies son una opción rápida que puedes preparar con frutas y verduras frescas o congeladas, leche o yogur, e incluso añadiendo poco de hielo. La combinación de ingredientes es totalmente libre y nos da margen para terminar con un poquito de avena o semillas para aumentar la densidad nutricional del smoothie.

Tiempo de preparación: 5 minutos.

Ingredientes:

  • 1 puñado de fruta congelada o fresca
  • Hielo si no usas fruta congelada
  • 1 vaso de leche o un yogur

Preparación:

  1. Vierte la fruta congelada en la batidora y pica durante 1 minuto, añade seguidamente el yogur o la leche.
  2. O empieza por picar el hielo, añade luego la fruta fresca entera y por último el yogur o la leche.
  3. En ambos casos termina vertiendo la mezcla en un vaso y añadiendo las semillas.

Así que ya lo ves, hay un montón de opciones más sanas y deliciosas para el almuerzo, y es importante elegir las que nos proporcionan energía sostenible y nutrientes esenciales para comenzar el día con energía. Solo hay que planificar un poco, ¡y ser creativos! Así podrás disfrutar de una comida nutritiva y deliciosa todas las mañanas. Toma nota de estas recetas de desayunos saludables fáciles y deja de desayunar siempre lo primero que pillas. ¡Verás qué bien te sienta!



Lo último:

HOGAR

Cómo combatir el frío en casa de forma sostenible

¿Te gustaría ahorrar dinero en tu factura de energía y al mismo tiempo ayudar al medio ambiente? Entonces estás en el lugar correcto. En este artículo te mostraremos cómo combatir…
RECICLAJE

Cómo hacer una mochila con vaqueros viejos Levi’s

Ya sabes que aquí somos de reciclar y aunque nos gusta usar nuestros vaqueros el máximo de tiempo, llega un momento que los agujeros y desgaste piden un cambio. Hoy…
RECETAS

Receta de hamburguesa vegana de lentejas con avena

¿Buscas una opción vegana y saludable para las hamburguesas? ¡Prueba nuestra receta de hamburguesa vegana de lentejas! Esta receta es fácil de hacer y se puede preparar con ingredientes que…
BIENESTAR

Cómo hacer crema hidratante de aceite de rosa mosqueta

El aceite de rosa mosqueta es conocido por sus propiedades hidratantes y rejuvenecedoras. Es rico en ácidos grasos esenciales y vitamina E, lo que lo convierte en un excelente ingrediente…