Aísla tus ventanas viejas fácilmente y disfruta de un hogar más cálido y silencioso

¿Tienes unas ventanas viejas que dejan pasar el frío y el ruido? ¿Quieres ahorrar en la factura de la luz y mejorar el confort de tu hogar? Si la respuesta es sí, te interesa saber que puedes mejorar el aislamiento de tus ventanas sin necesidad de hacer grandes reformas ni gastar mucho dinero.

como aislar ventanas viejas paso a paso

Te vamos a enseñar cómo hacerlo de forma fácil y rápida. Aunque no seas muy habilidoso con el bricolaje, podrás hacerlo sin problema 😉.

Materiales ✂️

Para mejorar el aislamiento de tus ventanas viejas, solo vas a necesitar los siguientes materiales:

  • Cinta adhesiva de doble cara
  • Burlete autoadhesivo
  • Film aislante para ventanas
  • Secador de pelo
  • Tijeras
  • Cúter

Puedes encontrar estos materiales en cualquier ferretería o tienda de bricolaje. Su precio es muy económico y te durarán mucho tiempo.

Ventanas viejas de madera con una taza blanca en el alféizar

Proceso ⚙️

El proceso para mejorar el aislamiento de tus ventanas viejas consta de tres pasos:



  1. Coloca el burlete autoadhesivo en el marco de la ventana. El burlete es una cinta de espuma o goma que sella los huecos entre el marco y la hoja de la ventana. De esta forma, evitas que entre el aire, el polvo y el ruido. Para colocar el burlete, solo tienes que retirar el papel protector y pegarlo en el marco, presionando bien para que quede fijo. Corta el exceso con unas tijeras.
  2. Coloca el film aislante en el cristal de la ventana. El film aislante es una lámina transparente que crea una capa de aire entre el cristal y el exterior. De esta forma, reduce la pérdida de calor y evita la condensación. Para colocar el film, solo tienes que pegar la cinta adhesiva de doble cara en el borde del cristal, retirar el papel protector y pegar el film, estirándolo bien para que no queden arrugas. Corta el exceso con un cúter.
  3. Aplica calor al film con el secador de pelo. Este paso es muy importante, ya que hace que el film se adhiera mejor al cristal y se vuelva más transparente y resistente. Para aplicar calor, solo tienes que pasar el secador de pelo por toda la superficie del film, a una distancia de unos 10 centímetros y sin detenerte en un punto fijo. Verás cómo el film se tensa y se vuelve casi invisible.

Ahora podrás disfrutar de un ambiente más cálido y silencioso en tu hogar, y ahorrarás en la factura de la luz al reducir el consumo de calefacción. Además, habrás protegido tus ventanas de la humedad y el deterioro, alargando su vida útil 😉.

Consejos extra 💡

Para que el aislamiento de tus ventanas viejas sea más efectivo, te recomendamos que sigas estos consejos:

  • Elige el burlete y el film adecuados para el tipo y tamaño de tu ventana. Existen diferentes modelos y medidas que se adaptan a cada caso. Consulta las especificaciones del fabricante antes de comprarlos.
  • Limpia bien el marco y el cristal de la ventana antes de colocar el burlete y el film. Así te aseguras de que se peguen correctamente y no se despeguen con el tiempo.
  • Renueva el burlete y el film cada cierto tiempo, según el uso y el desgaste. Normalmente, suelen durar entre uno y dos años, pero depende de las condiciones climáticas y de la calidad de los materiales.

Esperamos que este artículo te haya sido útil y que te animes a mejorar el aislamiento de tus ventanas viejas.
¡Hasta la próxima! 😊

En Estilo de Vida 2.0 | Cómo hacer muebles con palets: consejos y trucos

En Estilo de Vida 2.0 | Aprende a ahorrar dinero cada mes: 7 consejos para optimizar tus gastos de forma inteligente



LO ÚLTIMO EN EL BLOG

LO MÁS VISTO