Feng Shui: una guía práctica y sencilla para llenar tu casa de energía positiva

El Feng Shui es una antigua filosofía china que se basa en la armonización de la energía (chi) en los espacios donde vivimos y trabajamos. Según el Feng Shui, el orden, la limpieza, la orientación y la decoración de nuestro hogar influyen en nuestra salud, nuestra felicidad y nuestra abundancia. Por eso, es importante seguir algunos principios básicos del Feng Shui para crear un ambiente acogedor y equilibrado en nuestra casa.

Guía De Feng Shui para tu hogar

En este artículo, te vamos a explicar cómo aplicar el Feng Shui en tu casa de forma práctica y sencilla, siguiendo estos pasos:

Limpia y ordena tu casa

El primer paso para aplicar el Feng Shui en tu casa es limpiar y ordenar todos los espacios, eliminando el polvo, la suciedad, el desorden y todo lo que no uses o no te guste. De esta forma, liberarás la energía estancada y crearás espacio para que fluya la energía positiva. Además, te sentirás más relajado y tranquilo al ver tu casa limpia y ordenada.



Usa el mapa Bagua

El mapa Bagua es una herramienta del Feng Shui que te ayuda a identificar las diferentes áreas de tu casa y su relación con los aspectos de tu vida. El mapa Bagua se divide en nueve zonas: prosperidad, fama, relaciones, familia, salud, niños, sabiduría, carrera y ayuda. Cada zona tiene un color, un elemento y un símbolo asociados.



Para usar el mapa Bagua, debes situarte en la entrada principal de tu casa y orientarlo de forma que la zona de la carrera quede frente a ti. Luego, debes asignar cada zona a cada habitación o espacio de tu casa, según su ubicación y forma.

Armoniza cada zona

Una vez que hayas identificado las zonas del mapa Bagua en tu casa, debes armonizar cada una de ellas con los elementos adecuados. Para ello, puedes usar los colores, los objetos, las formas, las plantas, las imágenes y los símbolos que correspondan a cada zona. Por ejemplo:

  • Para activar la zona de la prosperidad, puedes usar el color morado, el elemento madera, la forma rectangular, las plantas con hojas redondas, las imágenes de abundancia y los símbolos de riqueza como monedas o fuentes.
  • Para activar la zona de las relaciones, puedes usar el color rosa, el elemento tierra, la forma cuadrada, las plantas con flores rosas o rojas, las imágenes de amor y los símbolos de pareja como corazones o cisnes.
  • Para activar la zona de la sabiduría, puedes usar el color azul, el elemento agua, la forma ondulada, las plantas con hojas alargadas o puntiagudas, las imágenes de conocimiento y los símbolos de aprendizaje como libros o diplomas.

Equilibra los elementos

Otro aspecto importante del Feng Shui es equilibrar los cinco elementos: fuego 🔥 , tierra 🌎 , metal 🛠️ , agua 💧 y madera 🌳 . Cada elemento tiene unas características propias que influyen en el ambiente y en las personas. Por eso, debes tener en cuenta su presencia y su interacción en cada espacio de tu casa.

Los elementos se relacionan entre sí de dos formas: generando o agotando energía. Por ejemplo:

  • El fuego genera tierra (las cenizas se convierten en tierra)
  • La tierra genera metal (los minerales se extraen de la tierra)
  • El metal genera agua (el metal se oxida y produce agua)
  • El agua genera madera (el agua riega las plantas)
  • La madera genera fuego (la madera se quema y produce fuego)
  • El fuego agota metal (el fuego derrite el metal)
  • El metal agota madera (el metal corta la madera)
  • La madera agota tierra (la madera absorbe los nutrientes de la tierra)
  • La tierra agota agua (la tierra seca el agua)
  • El agua agota fuego (el agua apaga el fuego)

Para equilibrar los elementos, debes evitar que haya un exceso o una falta de alguno de ellos en cada espacio. También debes evitar que haya elementos que se agoten entre sí, creando una atmósfera de conflicto o tensión.

Por el contrario, debes favorecer que haya elementos que se generen entre sí, creando una atmósfera de armonía y cooperación.


elementos del feng shui: fuego 🔥 , tierra 🌎 , metal 🛠️ , agua 💧 y madera 🌳

Añade tu toque personal


El último paso para aplicar el Feng Shui en tu casa es añadir tu toque personal, es decir, aquellos objetos, colores, imágenes o símbolos que te gusten, te representen y te hagan sentir bien. El Feng Shui no es una ciencia exacta ni una regla fija, sino una guía que te ayuda a crear un espacio que refleje tu personalidad y tu estilo de vida. Por eso, debes adaptar el Feng Shui a tus gustos y necesidades, sin perder de vista los principios básicos.

Recuerda que el Feng Shui es un proceso continuo, que requiere de tu atención y cuidado. No basta con aplicar el Feng Shui una vez y olvidarte, sino que debes mantener tu casa limpia, ordenada y armonizada, revisando periódicamente si hay algo que cambiar o mejorar. Así, podrás disfrutar de los beneficios del Feng Shui en tu casa y en tu vida.

Esperamos que este artículo te haya sido útil e interesante. Si quieres saber más sobre el Feng Shui, te recomendamos que visites estos sitios web:

  • [Feng Shui Mundo]: Un portal dedicado al Feng Shui, con artículos, consejos, cursos y consultas.
  • [Feng Shui Natural]: Una escuela de Feng Shui que ofrece formación, asesoramiento y recursos sobre el tema.
  • [Feng Shui para Occidente]: Un blog de una experta en Feng Shui que comparte sus conocimientos y experiencias con el público occidental.


Gracias por leer este artículo. Si te ha gustado, compártelo con tus amigos y familiares. ¡Hasta la próxima! 😊

¿Quieres saber que elementos no deben estar en tu casa? Lee nuestro artículo: 10 Cosas que No Debes Tener en Casa Según el Feng Shui

Foto de portada Karolina Grabowska bajo licencia Unsplash+.



LO ÚLTIMO EN EL BLOG

LO MÁS VISTO