Salud y viajes: cómo disfrutar de tu viaje sin descuidar tu bienestar

Salud y viajes son dos conceptos que a veces parecen incompatibles. Muchas personas piensan que viajar implica descuidar la salud, o que cuidar la salud implica renunciar a viajar. Sin embargo, nada más lejos de la realidad.

Viajar es una de las mejores experiencias que podemos vivir, siempre y cuando lo hagamos de forma saludable. Viajar de forma saludable nos permite conocer nuevos lugares, culturas y personas, ampliar nuestros horizontes y enriquecernos personal y profesionalmente.

Además, nos ayuda a prevenir y a combatir muchos problemas de salud, tanto físicos como mentales. Por eso, en este artículo, te vamos a dar algunos consejos para mantener un estilo de vida saludable mientras viajas, tanto si viajas por negocios, por aventura o por relax.



Salud y viajes: Consejos para mantener un estilo de vida saludable cuando viajas

¿Salud y viajes, son incompatibles? Para nada, aquí tienes unos consejos generales para conseguir un estilo de vida saludable cuando viajas:



  • Planificar con antelación: Investiga sobre el destino, el alojamiento, la comida, el transporte y las actividades que vas a hacer. Prepara un itinerario equilibrado que incluya tiempo para el descanso, el ocio y el ejercicio. Así, evitarás imprevistos, estrés y gastos innecesarios. Además, podrás aprovechar mejor tu tiempo y disfrutar de lo que más te gusta.
  • Hidratarse y comer bien: Bebe agua suficiente y evita el alcohol y las bebidas azucaradas. Elige alimentos frescos, variados y nutritivos. Evita los alimentos procesados, fritos o con mucha sal o azúcar. Prueba la gastronomía local, pero con moderación. Así, mantendrás tu hidratación, tu nutrición y tu digestión en buen estado. Además, evitarás la deshidratación, la desnutrición y la intoxicación alimentaria.
  • Moverse y estirar: Aprovecha para caminar, hacer senderismo, nadar, bailar o practicar algún deporte. Evita estar sentado o tumbado durante mucho tiempo. Haz estiramientos antes y después de cada actividad física. Usa ropa cómoda y adecuada al clima y al terreno. Así, mejorarás tu circulación, tu respiración y tu flexibilidad. Además, evitarás el sedentarismo, la fatiga y las contracturas musculares.
  • Dormir bien y relajarse: Respeta tus horarios de sueño y adapta tu reloj biológico al huso horario del destino. Evita las pantallas, el ruido y la luz antes de dormir. Usa un antifaz, unos tapones o una almohada si es necesario. Practica alguna técnica de relajación, como la respiración profunda, la meditación o el yoga. Así, favorecerás tu sueño, tu descanso y tu relajación. Además, evitarás el insomnio, el jet lag y la ansiedad.

Sin embargo, dependiendo del tipo de viaje que hagas, puede que necesites algunos consejos específicos.

Alimentación saludable cuando viajas
Salud y viajes: como sano también cuando estés fuera de casa, incluso en vacaciones.


Consejos específicos según el viaje que hagas

Dependiendo de la clase de viaje que realices, tus pautas para conseguir mantener tus rutinas y una vida son diferentes en cada caso. No es lo mismo un viaje de ocio, que otro de trabajo o para relajarte. Como estamos convencidos de que salud y viajes pueden ir de la mano, te explicamos las pautas que estaría genial que pudieras seguir en cada uno:

  • Viaje de negocios: Establece una rutina diaria que incluya tiempo para trabajar, comer, hacer ejercicio y descansar. Aprovecha los descansos entre reuniones o las horas libres para explorar la ciudad o hacer alguna actividad lúdica. Evita el estrés y la presión laboral. Así, mantendrás tu productividad, tu creatividad y tu motivación. Además, evitarás el burnout, el aburrimiento y la frustración.
  • Viaje de aventura: Prepara un equipaje ligero y adecuado al tipo de actividad que vayas a realizar. Lleva un botiquín con lo esencial y contrata un seguro médico. Respeta el medio ambiente y la cultura local. No te expongas a riesgos innecesarios ni sobrepases tus límites físicos o mentales. Así, disfrutarás de la adrenalina, la diversión y el aprendizaje. Además, evitarás los accidentes, las enfermedades y los conflictos.
  • Viaje de relax: Disfruta del paisaje, la naturaleza y la tranquilidad. Haz actividades que te gusten y te hagan sentir bien. Evita las distracciones, las obligaciones y las preocupaciones. Conéctate contigo mismo y con los demás. Agradece y valora lo que tienes. Así, recargarás tus pilas, tu alegría y tu paz interior. Además, evitarás la depresión, la apatía y el vacío existencial.


Recuerda que lo más importante es que disfrutes de tu viaje y que cuides de tu salud. Así, podrás vivir una experiencia única e inolvidable.

En este artículo, te hemos dado algunos consejos para mantener un estilo de vida saludable mientras viajas. Esperamos que te hayan sido útiles y que los pongas en práctica en tu próximo viaje. Recuerda que viajar es una oportunidad para crecer, para disfrutar y para cuidarte. No la desaproveches por descuidar tu salud.

Ahora te toca a ti. Cuéntanos, ¿Qué tipo de viaje te gusta hacer? ¿Qué consejos sigues para cuidar tu salud cuando viajas? ¿Qué experiencias has vivido gracias a viajar de forma saludable? ¿Sigues pensando que salud y viajes son incompatibles? Nos encantaría saber de ti. Déjanos un comentario, comparte este artículo con tus amigos o síguenos en nuestras redes sociales. ¡Hasta pronto! 😊

De interés:





LO ÚLTIMO EN EL BLOG

LO MÁS VISTO